lunes, 24 de abril de 2017

- LEO MESSI ME DEJA SIN PALABRAS: 2-3 EN EL BERNABÉU. -



Barbudo y especial, distinto, único, que me perdone Maradona pero Leo me sobrepasa, me maravilla, me gana, me enamora, se me va por la derecha, por la izquierda, por el centro, por donde le da la gana, por donde les supera a todos...
Leo Messi es así. Irrepetible. El kíller con más calidad que ha parido la Tierra de este planeta que se llama fútbol. Insisto e insisto más. Es un héroe, un tipo increíble, una mezcla de Magic Jhonson y Michael Jordan por mirar al basket en comparativa.
Lo que quiero decir y digo tras esta nueva gesta y mítica del día de San Jorge y de San Leo Messi en el Bernabéu, es que he tenido la suerte de verle jugar al fútbol. Y que me ha hecho feliz. Y que nos hace felices a aquellos románticos y utópicos que siempre somos escépticos con las tácticas y con las estrategias.
El fútbol se llama Leonel Messi. Vale la pena el fútbol. No me puedo cansar de decir lo que digo y lo que diré de Leo. Si pasó desapercibido en la no remontada contra la Juve, sus razones tendría. Le acepto sus momentos en los que no está y desaparece. Porque en el Bernabéu, casi sin Liga, con un equipo en un declive casi intolerable como es este FC Barcelona, Leo la ha vuelto a liar. Ha salido de la aparente nada en donde a veces reposa el genio, ha tomado la pelota cosida al pie, se ha ido de todos los contrarios que le han salido al paso, pero ha hecho todavía mucho más. Las ha enchufado. Las ha clavado, ha metido dos goles como dos soles, ha girado toda la tortilla, ha hecho trizas todas las maldiciones y todos los pronósticos, se ha repuesto de un manotazo de Marcelo que le ha tenido con sangre taponándose, ha salido de nuevo al primer puesto del frente, y ha rematado con su rifle descomunal, ejecutando al Real Madrid en su colosal feudo del antiguo Chamartín y en el último minuto. ¿Alguien da más?, ¿Maradona?, ¿Cruyff?, ¿quién más? ...
La Liga española 2017 sigue siendo la que era después del partido en cuestión de puntos y de matemáticas, y salvo sorpresa la ganará el Real Madrid. Pero, yéndonos a lo meramente futbolístico, todo esto será menor. El Clásico ha cumplido de nuevo su función pasional. Ha sido una locura de partido en donde las defensas de ambos equipos han claudicado ante los bombarderos atacantes. Hoy, ser portero, ha sido insuficiente. A pesar de los paradones, Su Majestad el gol se ha llevado el gato al agua.
No te olvido, Leo, en este último párrafo de retórica. Y quiero agradecerte lo que haces en el campo,y que me pongas histérico cuando la lias como hoy nuevamente, y siempre seré más que cuidadoso cuando cagues un penalty o yerres un pase o un casigol. Estás redimido, te doy el derecho de pernada, mereces el privilegio que otros nunca tendrán, has enloquecido las plumas y las gargantas de los comentaristas y ha habido un momento en el que el silencio triste y decepcionado del Bernabéu ha estado en un tris de volverse revolucionario y dedicarte esa gran ovación que tú, Leo, mereces más que de sobra. Eres capaz de hacerlo.
Lo que pasa, Leo, es que a ti te da igual. Tú ya has jugado, has metido los goles, has ganado, te has quitado majestuoso la camiseta aunque el discutible árbitro te haya sacado la cartulina, te has duchado, te has relajado, has llegado a tu casa para estar con los tuyos, has sido feliz, el dios, nos has hecho felices, y de nuevo ceden las palabras para tus hazañas y épicas futbolísticas.
El fútbol, sonríe. Y sonríe porque un tipo bajito y con barba nos hace decir una letanía contínua y persistente: "¡este tío es increíble! Increíble, increíble, increíble, y pon quince veces increíble más. Las veces que os dé la gana podrán ser exactamente las justas.
Me gusta el fútbol. Me siguen sorprendiendo las cosas imparables de este chico estelar, de este portento humilde y discreto, de un chaval que solo quiere bajar a un verde césped y hacer sus diabluras ganadoras. De alguien que convierte la poesía en cañonazo, y lo dificilísimo en más que accesible.
¡¡ ES EL NUEVO 10 !!

sábado, 22 de abril de 2017

- LA FRANCE SE ENFRENTA A SU RETO RESPONSABLE -



Francia es una gran Nación. La madre de Europa y de la civilización humanista más que seguramente. Desde su progreso y avance, desde sus ideas revolucionarias y combativas, la igualdad, libertad y fraternidad, ha admirado al mundo.
Francia es un ejemplo de progreso. Un impulso humanista y tolerante que siempre se ha ganado el corazón de otras democracias mucho menos cercanas. Francia ha sido generosa y admirable, lo es y lo será, porque impulsa y crea idearios lógicos y potentes. La razón.
Ahora, la libertad de la France está atacada por ese capitalismo neoliberal que asfixia, y sufriendo  las dentelladas del fanatismo religiosista que viene del hambre y de la incapacidad del Sistema de integrar a jóvenes sin futuro y sin esperanza. Porque solo la pobreza es la madre de la muerte y de la violencia.
El fascismo populista está ahí. Es engañador y peligroso. No es la verdad, sino el miedo bobón. El miedo tiene una fuerza descomunal, pero el pueblo francés es valiente y ejemplar. Porque sabe pensar, porque crea ideas, porque es tolerante, porque es capaz de ser analítico y desprenderse de los lamentos para avanzar hacia una mejora de la capacidad ética general.
Ya lo sé. El cuerpo pide votar otra cosa. El cuerpo inmediato tiende a defender el in extremis frente a las luces y a la inteligencia real. Pero también la madre Francia, sabe que representa y dirige a otras gentes de otros pensares y pueblos, que ven en los principios de la República un ejemplo ineludible.
"La Marsellesa", es un himno que aúna contundencia y piedad. Es el himno que ha actualizado a la histórica "Internacional", colocándose en la actualidad más oportuna y realista. El voto de un francés no solo será un voto local o nacional, sino que marcará siempre las referencias del pensamiento europeo y global.
Están los sobresaltos, y los lloros, y los atentados, y los muertos, y la sangre derramada por la defensa de la libertad. Libertad, con mayúsculas.
Sí. Es el dolor. Está el dolor. Se entiende el dolor. Por eso mañana hay que votar sin olvidar, pero con la idea de futuro y con las luces de la razón en el ánimo y en la convicción de siempre.
Francia debe reaccionar. Y no dejarse engatusar por el peloteo a los oídos inmediatos de quien aprovecha el río revuelto y la ganancia de los pescadores. Francia es potente y tiene suficiente músculo emocional para no ceder a la tentación.
Francia conoció a Hitler, y ahora otros lobos disfrazados de patriotas pretenden mostrar más eficacia frente a la agresión fou y absurda. Francia sabe lo que es la seguridad y la libertad, está llena de maestros del raciocinio y de la filosofía. Francia enamora al mundo manteniendo su humanismo y su francofonía, a  pesar de todos los pesares que los tiempos modernos plantean y sacuden.
No votad sin pensar. Votad siempre sabiendo el futuro y la línea recta a seguir. Ya tenemos suficiente con localismos de Imperio como Trump o Putin. Ahora conviene la seriedad y la eficacia. Ahora más que nunca debajo de los adoquines está la playa, y prohibido prohibir, y los ciudadanos, y las aperturas racionales y serenas de la tolerancia hacia la modernidad.
Es cierto que se votará tapándose la nariz. Pero aquí y ahora hay prioridades. Si se vota lo facilote, después saldrá lo caro. La apuesta debe ser etrusca y convencida, basada en esa idea madre que parió un pueblo valiente y siempre atractivo. Acogedor y laborioso, inteligente y hasta sofisticado.
París es magia, y el arte creativo, y la bohemia del pensar, y la posibilidad viva y vigente de enfrentar los problemas con la mayor sesera y actitud. Francia no son las bombas ni el odio. Francia es la cátedra y el laicismo, la Piaff, o los trinos que alimentan la verdadera paz y tolerancia que el resto del mundo siempre envidia y admira.
¡ALLEZ!

viernes, 21 de abril de 2017

- LUIS SIGUE JUGUETEANDO POR LA VIDA -



Llegaba de hacer unas compras del supermercado, cuando a punto de entrar en el portal de mi escalera, noté un silbido insistente de alguien. Parecía citarme ...
Al principio no le conocí. E incluso, temí. Porque el hombre no presentaba un aspecto agradable. Llevaba una barba sin cuidar, demasiado desaliñado, y una gorra que suelen llevar los marginales quizá para distanciarse de un mundo por el cual no se ven capaces de transitar.
- "¿Es a mi?", le dije al hombre.
- "¡Claro! ¿No ves que soy Luis? ..."
Sí. Era Luis. Pero hacía demasiados años que no veía a Luis. Estaba muy delgado y hasta exótico. Más mayor, pero bastante vitalista al menos de talante.
La historia de Luis es un drama, dado que nació en una familia sin estructuras. Le recuerdo cuando estaba gordito y muy desorientado. Joven. Ya entonces, apenas creía en nadie, y ahora por lo que deduzco, tampoco. Perdió su casa, su familia nunca estuvo, los curas le dieron a él y a su hermano discapacitado un techo y una cama durante un tiempo, y después acabó en un Centro de Acogida que hay por el barrio de El Carmen de mi Valencia.
Mi madre fue la primera que conoció a Luis. Antes que yo. Nos cruzábamos con él cuando marchábamos casi a diario camino del Mercado Central, tan visitado y cada vez más por el turismo. Cita obligada.
Mi madre habló a Luis. Era amigo del kioskero de la esquina de casa, y Luis y mi madre charlaban a menudo. La mujer debía de verle desvalido, inocentote o lo que fuera, pero algo extraño le llevaba a abordarle y atenderle.
Luis nunca olvida. Nunca olvida a la gente que es amable con él. Desde su esquizofrenia y actitud de echado para adelante, es en realidad mucho más complejo y contradictorio de lo que la gente cree acerca de él.
Todavía recuerdo que yo en tiempos iba a buscarle y hasta a hacerle compañía a su residencia del barrio de El Carmen.
En su crecer, Luis cambió mucho. Comenzó a perder facultades mentales, y además se tornó frío, violento y duro, como vengativo y desesperado en extremo. Un perfecto rebelde enfurecido mostraba su figura. No parecía Luis. Aquel Luis vulnerable y de sonrisa hasta bonachona.
Perdí la pista de Luis, aunque siempre sospeché que se habría refugiado en su pequeño pueblo de Albacete del que nunca logro acordarme. Rompió con su novia, puede que llegara a tocar cárcel, comenzó a meterse substancias, se vino abajo, brincó hacia arriba, se peleó con todo cristo, y hasta dejaba de tomarse la pastilla contra la esquizofrenia la cual contenía un tanto su agresividad flotante.
- "Ya sabes que soy Luis, ¿no?"...
- ¡Claro, hombre! ¡Me alegro de verte! ¡Mucho!" ...
- "¿Y tu madre, Jose?" ...
- "Se me fue hace año y unos meses, Luis" ...
- "Ya sería mayor,¿verdad?" ...
- "Sí. Ochenta y nueve años, Luis. Y sé que tú la querías mucho. Y ella a ti "...
- "Te acompaño en el sentimiento, Jose" ...
- "Gracias, campeón. Y, ¡cuídate mucho, Luis!" ...
Luis no va bien por la vida. Pero tiene mejores sentimientos de lo que parece. No olvida Valencia, ni a los que le quisimos, y guarda una fresca memoria agradecida. Porque todo el mundo pasaba de él.
Ahora me ha dicho también que se va a viajar por toda España aunque no tiene nada más que un euro en el bolsillo. Luis decide inventarse la fantasía de su vivir. Hace lo que quiere dentro de su mundo de deseos, y aunque no me parece bien, por lo menos sus ojos vivarachos aún saben a impulso y a dinamismo.
Aún siendo un juguete roto a merced de la permeabilidad y del capricho, Luis tiene una parte intermitente y lúcida que le lleva a agradecer los gestos. Nunca olvidaré cuando un día me mintió acerca de sus penurias, pero yo a cambio le di un dinero que el hombre no esperaba. Por eso cuando hoy me ha dicho que solo llevaba un euro en el bolsillo, no se le ha ocurrido insistirme ni una sola vez.
-TIENE SU ÉTICA-

jueves, 20 de abril de 2017

¡ UN NUEVO REAL MADRID- BARÇA 2017 !




Aunque se pueda pensar que el Madrid ya va embalado y feliz a por la Liga, y que el Barça atraviesa el bajonazo depre tras su eliminación en la Champions a manos de la Juve, cuando este domingo 23 se abra el Bernabéu y veintidós muchachos vestidos de blanco y de azulgrana salgan al césped, toda idea practicista y de mollera cederá por unas horas.
Es la fuerza del Clásico. De ese gran partido de fútbol esperado por el aficionado, en donde lo único que predomina es el prestigio y el enfrentamiento directo entre seguramente las dos escuadras más poderosas y con más estrellas del planeta fútbol.
Esa rivalidad, esa alegría instituída año tras año entre catalanes y madrileños, seguirá virgen e impoluta. Esa magia supera a otros pensares estratégicos y academicistas.
Todo lo que haya pasado antes del gran choque, habrá importado un comino. Y toda la nueva pasión se desbocará cuando el colegiado dé el pitido inicial. Es el gran partido del planeta, el encuentro b de la Liga de España y de toda la expectación internacional.
Es el equipo de Cristiano contra el de Leo Messi, es ver la flor y el entusiasmo tranquilo de Zinedine Zidane, es ver si Ramos la vuelve a enchufar con la cabeza y en los últimos minutos, es ver si Andrés Iniesta vuelve a ofrecer un nuevo recital, o si Messi decide resarcirse de sus heridas liándola parda en uno de los escenarios más carismáticos del Globo.
Es uno de los momentos estelares de la temporada, en Abril, sin claros favoritos aunque huela a triunfo local, y con toda la pugna entre los dos eternos rivales sin decidirse hasta que el gol hable en el campo o hasta que el "referee" lance su silbido de clausura.
Dejaremos por un momento al margen si el Madrid tiene todo el pescado a favor, o si a Iniesta ya le va pesando el culo como a CR7. No pensaremos del todo si el Madrid no juega demasiado brillante, o si Neymar estará ausente. Nunca pensaremos en la mala política para suplentes que hizo el staff técnico del Barça o si todo será menos trascendente que otrora.
Como gane el Barça, volverá la Liga. Como gane el Madrid, habrá sido el justo y más regular ganador de una Liga marathoniana en donde el Sevilla amagó pero no dió, y en donde Simeone llegó tarde a equilibrar su fantástico bloque que aspira y mira en dirección a la final de Cardiff.
Todo esto serán historias y especulaciones. Y habrá ganas. Muchas ganas, de ganarse mutuamente. A la cabeza, el rebelde y espléndido Gerard Piqué. Piqué es el abanderado y vehemente jefe de la pasión y el carisma azulgrana, además del mejor central del mundo.
Y muy cerca andará el francés Benzema, o Morata que es todo un diamante que se pulió en Italia y que llegará seguramente a mucho de lo que se proponga.
El etrusco y espléndido Busquets, intentará ser el gran y rutilante stopper que roba balones y que equilibra a su equipo dándole sentido y lógica posicional. Y con la lesión del eléctrico Gareth Bale, no extrañará ver en la zona central y de creación del juego a un Isco formidable, creativo y estético que alivia la prolongada baja forma de Modric.
Kroose pondrá elegancia en los pases largos y maestría en los córners, Keylor dividirá a la afición en función de sus paradas espectaculares o de sus hierros impropios, Marcelo hará revivir al mítico Roberto Carlos,y si el partido se torna correcalles la voz de Manolo Lama y de todos los demás narradores deportivos precisarán al final del choque y del gol un plus de infusión de miel con limón.
El Real y el Barça son los dos grandes equipos carismáticos de este negocio. Y eso está muy por encima de números y de coyunturas. Lleno total y pasión a mil. Como el fútbol atractivo en estado puro y a dólar batiente.
-COMO SIEMPRE ES-

lunes, 17 de abril de 2017

- LA TARDE -



La tarde nueva, viva, expectante, esperanzada, luminosa, relajada y serena. La tarde a disposición del relax y de los pensares, de las emociones suaves y tranquilas, del disfrute del minuto a minuto de la libertad.
La libertad y la tarde plantean una sola cosa que son miríadas de sueños. Sueños reales y osados, sueños natos desde un manantial potente y espontáneo, luminoso y arrebatador.
En esta tarde, cierro los ojos y concentro mi estar hasta que puedo hallar entre los ruídos metálicos de la modernidad a los trinos puros inocentes de los pájaros que viven la vida de la primavera de Abril sin tabúes ni modas. Solo en ciclos de vida hermosa.
Esos trinos detienen la tarde mágica. La contraen y comprimen, le dan la pátina agradable de la intimidad. Y mientras tanto, las hojas de las plantas y de los árboles se hierguen al existir mostrándose a la vida que llega. La tarde pare clorofila de paz.
En esta tarde de la segunda parte del día de mi vida, aparecen miedos y dudas, y fantasías, y estrategias, y temores y placeres, pero en ese amplio abanico de sentires se impone el pensar reposado y la apuesta crecedora que lanza al futuro los frutos del presente.
La tarde mediterránea planea armónica y ágil como las gaviotas sobre la playa de La Malvarrosa en busca de su alimento necesario y rozando las cabezas de los pescadores. La tarde envuelve al viento y lo lleva en el regazo de su protección.
No quiero ni debo irme de esta tarde pura y sugestiva. Me gusta que me lleve la tarde de mí y que me desemboque y meza en donde desee. Porque esa tarde lleva energía limpia, y porque existe un ancho camino con mil ángulos seguros desde los cuales se percibe el mundo y mi mundo.
La tarde es el postre de la mañana, en donde el sol del verano ha dimitido a causa de la estética de la seda y de la suavidad. Y por eso las plantas de mi balcón asoman sus primeras pero decididas flores que ya no habrá nunca nadie que pueda oprimir o detener.
Esta tarde no es más que un deseo posible, que una poesía universal que hay que andar y gozar. La tarde ganadora culmina una meseta de apogeo permanente en donde algunos tempos semejan unos indicadores en forma de flechas que te dicen en dónde está la felicidad y por dónde es mejor llegar a su reino.
La tarde ha sido el regalo escondido pero parido. La promesa cumplida y vigente, la convicción de un tiempo aquietado y delicado. La tarde ha sido coqueta y bella, mujer y esmeralda, medias largas de mujer y carmín pasión que convierte a las jóvenes en princesas evidentes.
La tarde suave también puede ser una leyenda zen. La mirada se ha tornado activa y hasta escrutadora, los silencios han decidido producir bienestar, y el cuerpo cansado ha mutado en músculo emocional de atleta en Apolo.
Cuando llegue la noche, muy lentamente, sin mirar hacia atrás con la prisa, dejando su hueco para que no haya colisión ocupando obediente su oportuno tiempo, agradecerá ese relevo vespertino que anticipó y cultivó un asiento divertido y un alumbrar potente y exhuberante.
La tarde suave de mi mes que es Abril, me sorprende como todos los años y me inspira para meterme en charcos de luz que llevan ases y brillos. Y también estás tú en esa tarde inolvidable, vivida y aprovechada. Y en tus arrugas hermosas de tu tarde, hay una femineidad majestuosa que turba y maravilla, que hace cópula entre el deseo y la admiración, que mirará luego la luna desde atrás, y le dará un beso con lengua saciando toda su pura vida con un fulgor y rayo de toda belleza.
-ESA TARDE, ESTÁ-

viernes, 14 de abril de 2017

- ENTREVISTA A PERSONAJES ANÓNIMOS= "BEREZI". -




Entrevistar a personajes totalmente desconocidos implica una aventura y un acto arriesgado y libre. Yo creo que la magia consiste en ese sin saber inicial. Nunca puedo saber qué me van a contestar. Desde esta creatividad y reflejo real, paso a ofreceros una reciente entrevista que a much@s pueda resultar curiosa y hasta atractiva. 

1. ¿Sabes, Berezi? Esto de entrevistar a gente que no conoces cara a cara es una aventura azarosa. Me la juego, y te pregunto cómo eres como persona. Háblame brevemente de tus virtudes y defectos. Lo que se pueda contar.
BEREZI: No sé si tengo más defectos que virtudes o más virtudes que defectos, pero ... Soy impulsiva, visceral, tengo un pronto muy fuerte,pero sé pedir perdón cuando debo hacerlo, no dudes que si me necesitas voy a estar ahí, soy muy amiga de mis amigos. Soy observadora, soy curiosa, lo que no entiendo lo pregunto (ja,ja,ja, recordé a una amiga que me suele decir...ya estás con la jodida frase "no entiendo"...¿por qué coño quieres entender todo?), soy de risa fácil, soy testaruda, cabezota, si tengo razón lo tengo que demostrar sea como sea.

2. Viajemos, Berezi. Cuéntanos brevemente un viaje inolvidable a un lugar que sin duda repetirías, ¿quieres?
BEREZI: La Toscana. Me enamoré de la Toscana, y Copenhague me cautivó, volvería a los dos sitios sin ninguna duda.

3. Hablemos de valores y educación, Berezi. ¿Son importantes para combatir los fascismos que llegan y los excesos religiosistas?, ¿qué podemos variar para hacer un mundo más vivible en tu opinión?
BEREZI: En primer lugar tenemos que aclarar que los valores y la educación se enseñan en casa. En el colegio o en la escuela se enseña cultura. Y aclarado este punto, todos los excesos son malos. Para hacer un mundo más vivible tendríamos que ser todos más tolerantes, vivir nuestra vida y dejar que cada uno viva la suya.

4. ¿Qué es para ti la libertad, Berezi?
BEREZI: Vivir y dejar vivir, ni más ni menos, ni menos ni más.

5. Libros, Berezi... Vayamos a tu biblioteca. Y para todos mis lectores, sugiérenos dos títulos con sus autores y explícanos sucintamente el porqué te hechizaron dichas obras.
BEREZI: Un libro que me entusiasmó fue "Shibumi" de Trevanian, otro "A sangre fría" de Truman Capote, El Señor de las moscas, La Conjura de los necios, (cuando en el mundo aparece un verdadero genio,se le distingue por este signo, todos los necios se alían contra él) Si no lo has leído, te lo recomiendo. Podría enumerar muchísimos libros, me encanta leer.

6. ¿Qué tipo de cine te gusta, Berezi?, ¿social, de acción, comercial? Y, puestos a preguntar mucho, ¿tú eres de las que se compran antes de las pelis centenares de kilos de palomitas?
BEREZI: Ja,ja,ja,ja. No te lo vas a creer. Me gustan las pelis de intriga, de miedo; esas sanguinarias, no. Pero sí esas que te hacen pegar un brinco en el sillón de tu casa o en el asiento del cine. Palomitas no compro. Cuando mis hijos eran pequeños, sí les compraba a ellos. Pero para mí no compro.

7. ¿Ser feliz qué es, Berezi?, ¿puede definirlo la palabra? Pues,¡inténtalo!...
BEREZI: Ser feliz para mi es estar a gusto con tu yo. O sea, yo soy yo, yo soy esa persona y me quiero; quererse a uno mismo, estar a gusto con uno mismo es ser feliz.

8. Si un desconocido te regala flores, ¿éso que es exactamente, Berezi?
BEREZI: Ja,ja,ja,ja,ja,ja... ¿que quiere plan? Veamos. Es muy raro que un desconocido te regale flores, pero puede que quiera entablar una amistad, yo soy muy bien pensada. ¡Todo puede ser!

9. Como mujer que eres, es evidente que la maternidad marca en vosotras un antes y un después. ¿Cómo viviste ese parir, Berezi?
BEREZI: Como mujer que soy te diré que ese momento fue genial, y ahora yo te pregunto a ti como hombre que eres, ¿cómo viviste el momento de ser padre si es que lo has sido?, ¿o el ser padre no marca? Creo que todo en la vida marca un antes y un después, no solo el hecho de ser madre o padre. Ese parir,como tú dices, fue muy especial, el ver a tu hijo/a,a quien has sentido crecer dentro de ti, es fantástico realmente fantástico, ese momento y todos los momentos que vienen después, el verlos crecer, el reírte con ellos, disfrutar con ellos, cabrearte con ellos, ver cómo crecen y pensar... con lo bonito que era cuando era pequeño, ¡estaba para comérselo!;¿por qué no me lo comí? Ja,ja,ja,ja,ja,ja ...

10. No. No he sido padre, Berezi. Me gustaría que para terminar, dedicaras unas palabras acerca de esa lacra que es la violencia machista y contra las mujeres. Dinos tu opinión si lo deseas, Berezi.
BEREZI: Es algo que no debería existir, si sigue existiendo es porque no se pone remedio. Yo, por ejemplo,al que viola lo capo, no vuelve a violar a nadie más, lo que no se puede consentir y se ha visto en las noticias... ha salido de la cárcel "el violador del ascensor" (por ejemplo) y ha vuelto a violar. También se ve en las noticias, ha matado a su mujer, tenía una orden de alejamiento, pero con todo y con eso, la ha matado. Creo que a lo que llamamos justicia, hace muy poco a este respecto. Igual habría que educar mejor a muchos hombres, no por el hecho de ser hombre se tiene derecho a todo.

11. ¡No capes a nadie! Por cierto que ha sido un placer el entrevistarte, amiga. Espero que hayan sido las preguntas de tu agrado, y recibe un cordial abrazo, Berezi. ¡Gracias!
BEREZI: Gracias a ti. El placer ha sido mío.


-Y EL DE J. VICENTE ORTÍ QUE ENTREVISTÓ-

jueves, 13 de abril de 2017

- UN BARÇA TRISTE Y DEPRIMIDO -




Todo fue previsible contra la Vecchia Signora. Luis Enrique se despidió estando hace unos meses, y eso debió condicionar si cabe. Este Barcelona no ofrece más que desequilibrio y malos presagios. El entrenador astur parece jugar a la veleidad porque está cansado, y porque ya ha dado de sí todo lo que debía dar. Ahora se toma la vacación, y en los momentos más decisivos de las tres competiciones.
Siempre esperamos más del Barça. Todo. Pero se impone el realismo. Así como el Real Madrid ha planificado bien y se ha surtido de jugadores importantes, y el Atlético de Madrid mantiene el espíritu de su dios Simeone, el Barça ha hecho una planificación demencial y lamentable. Y no solo este año. ¿Existían defensas como Bonucci y hace ya años?, ¿por qué no se fichó bien? Supongo que lo sabrán Zubizarreta o Robert Fernández ...
El fútbol pasa volando y hay que estar listo y a todas. La Juve le clavó tres roscos y pudieron ser más. Pero el problema no son los adversarios del equipo catalán, sino mil factores internos que explican el desastre actual. Se han hecho las cosas rematadamente mal en los despachos.
Iniesta ya lo dijo. Afirmó el as de Fuentealbilla, que para seguir en el club, se ha de sentir en condiciones para abordar una marathoniana temporada sin lesiones ni contratiempos mayores. El gran Andrés no quiere arrastrarse por esos campos de dios, ni parecer el gran salvador de nada.
Busquets, está huérfano en el centro del campo. El rutilante centrocampista se siente desamparado de jugadores de calidad en esa zona crucial que es el centro del campo.
La defensa de un grande como el Barcelona lleva años siendo un exotismo, si se exceptúa al singular y majestuoso Piqué. A su alrededor, hay toda una zozobra de dudas y muchos goles en contra. Ni siquiera existe un portero de plena garantía. Demasiados huecos inadmisibles en un equipo que parte con todas las aspiraciones.
El Barça necesita a un par de cabrones defensivos, y  a dos centrocampistas de garantías y calidad. Equilibrio. Y hace años ya.
Porque arriba todo es impecable. Nadie va a cuestionar a fenómenos como Messi, Neymar o Suárez. Mas lo que los azulgranas no deben hacer, es confiarlo todo y por norma a los cracks del gol y olvidarse de cuestiones básicas y hasta de catón del fútbol. Y desechar a un tipo antipático como es Luis Enrique que no suma, sino que tiende a ayudar al desánimo con su actitud y hasta pasotismo.
El Barça tiene a la Liga más como sueño que como realidad. Está cerca del Real, pero muy lejos de la auténtica posibilidad de tirarle mano. Son dos estados musculares y emocionales que semejan a la borrasca y al anticiclón. El Madrid es la sonrisa de Zidane, y el Barça, sarcasmo. Los azulgranas ganarán la Copa rutinaria, y todo dependerá de la Champions y de su suerte los festejos.
¿Remontada? Remontarle tres chicharros a la Juventus solo es un deseo. Pero seguramente los medios comenzarán pronto a calentarle las ilusiones a la afición. Si se hizo una mágica locura el día del PSG y eran cuatro goles, ¿por qué no una segunda remontada? ...
La lógica dice que no. Ahora se trata de Buffon o Bonucci, y con la misma defensa cómica propia. Pero el fútbol es ilusión y nunca las matemáticas rígidas y militares. Y con el dios Leo, la creatividad brasilera de Neymar o la contundencia de Suárez, todo le puede pasar a la zaga bianconnera.
El no, ya lo tiene el Barça. El partido ha de jugarse. Salir al campo teniendo la última bala. El último cartucho. Intentar, que la ilógica de los genios destruya la lógica del pesimismo. Y que Iniesta dé otro recital, y que Busquets sea el gran capturador de balones, que Piqué salga airoso atrás, y que los de arriba la líen.
Soy claramente pesimista y no creo en ninguna remontada. Pero el fútbol me gana y me sorprende. Por eso me gusta este deporte. Porque el genio y el cartabón se la tienen siempre jurada.
-HABRÁ QUE ESPERAR-

sábado, 8 de abril de 2017

- CUIDADO CON LA SEÑORA FONT -



Al principio puedes ver a una mujer juvenil y atractiva, bajita y de cabellos todavía rubios, actual, inteligente y hasta dulce.
La señora Font tiene un malvestir difícil de entender. Estéticamente parece verde por sus elecciones en su vestuario, pero lo peor es su ética. Te aconsejo que marches muy pronto de su lado, o que en su defecto no le pongas en su persona más que las necesarias expectativas. ¡Stop! ...
La señora Font camufla la verdad como los prestidigitadores que siempre reaparecen tras enigmáticas y hasta egipcíacas desapariciones en sus actuares.
Dice muchas cosas la señora Font, muchas de ellas críticas con el Sistema y con las injusticias y todo eso, pero su verbo siempre es banal y absolutamente estratégico. Porque a la señora Font lo que le mola y estimula no tiene nada que ver con la transformación ideológica de nuestra sociedad en dirección a otro lugar más justo y razonable. No la hagas ni puto caso cuando abre su boca para decir eso.
Un buen policía o un destacado psicoanalista lógico, conocería a la Font fijándose en la reacción de la/su perrita que tiene como plan b en su moderno despacho en el cual se dedica a un montón de asuntos, tantos, que a veces es difícil hallar los puntos de conexión entre tales y tan diferentes cometidos y trabajos.
La perrita de la señora Font emula a su dueña, siempre. Y entonces, cuando llamas al timbre del despacho, el can pone las orejas tiesas y se pone a correr en dirección a ti y con no parece que buenas intenciones. Y ahí aparece la radiografía de la mujer. Porque Font te dice en primer lugar que no hagas caso que no hace nada, te acojona con la mejor de su seductora y atractiva sonrisa, y cuando te ve desconcertado, entonces esconde al animal obligándole a meterse en un cuarto para no molestar.
La Font tiene demasiado miedo del mundo como para no tener perrita que no te ladre. Y nunca perdonará a su ex. Siempre y definitivamente será su canalla el que le hizo la vida imposible, porque sencillamente la fue conociendo cada vez mejor y decidió no solo largarse de su lado, sino temer mucho sus movimientos. Y, con razón ...
Font busca a gente desconcertada. Le encanta, y además no lo puede evitar. Se sabe guapa y lista, y al ataque del paleto o bisoño que se le cruce en su camino y con un verdadero objetivo: ¡¡sacarle los cuartos!! ...
Ese es el alfa y el omega de la atractiva señora Font. El dinero y el viaje. Porque solo faltaría que el resto de los hombres que sucedieron y sucederán a su ex, se salieran con la suya. ¡No! Los hombres deben pagar lo que le hizo su ex amor que fue dejarla y marchar por otro camino.
Un consejo, y haz lo que quieras. Porque Font habla con ideas de izquierda y tiene el bolsillo con un cazo para acaparar el dinero. Y el consejo es que si la pretendes, te atengas a las consecuencias y cuando te mande a la mierda no seas su marido aquel que la plantó cara en forma de separación.
Nunca hagas eso. Si te gusta la señora Font, ella lo va a saber en seguida. Y tú también sabrás lo que siente por ti la señora. Si el ambiente es que no, entonces tú harás aunque te jodan las cosas como si se mantiene el mismo buen rollo de siempre. Y si te defrauda como persona, por favor, educa tus gestos y mide al milímetro tus palabras. Tú siempre serás su ex que le ganó la partida judicial de la distancia.
No. ¡Que no te vea defraudo, o cabreado, o arisco! Que te vea, siempre, igual. Es lo mejor para ti y para la señora Font. Es mejor que sea ella quien crea que gana todas las partidas dinéricas y emocionales. Porque si sospecha que pierde, entonces te lanzará todo su odio sutil mirando en el espejo de su ex y alimentándose de su resquemor y resentimiento. Y si te casas con élla, ten dinero y sé actor.
-ACTOR PERDEDOR-



martes, 4 de abril de 2017

- NECESARIO -



La imagen de Herme llorando desconsoladamente apoyada sobre el banco de su cocina, siempre se me antoja cruel. Como toda desesperación, como todo color, o como todo el puto ictus de su esposo el señor Paco.
Desde mi experienciar en el mundo del voluntariado, enriqueció mi vida y sus paulatinos reflejos el contemplar una situación familiar que nunca esperé. Porque cuando te mandan a que acompañes en el dolor a una persona mayor como Paco, siempre te imaginas  alguien con poca o nula gente a su alrededor, y todas estas cosas de la que haces apresurado prejuicio.
Aunque allí el primer día estaban sus hijas, y su mujer Herme, y sus nietos, y aunque yo pensé que qué demonios podía yo pintar yo en ese lugar poblado, no pude precisar inicialmente el sentido de mi labor. Mas con el tiempo creo que es más que necesaria dada la situación límite que hay.
Al principio entras en esa familia, timidote y dubitativo. Prudente. No quieres trazar líneas osadas ni debes meterte en cabeza de once varas a la búsqueda de los llamaríamos, "culpables"...
Con el paso de las semanas y de los meses, te pones el traje de conseguidor y arreglador, y se pone en la cabeza la vanidosa idea de solucionar y atajar los problemas. Los necesarios y hasta los innecesarios.
En aquella casa hay un gran dolor que envuelve y que te salpica. Y la desesperación enrarece el mundo del pensar, quizás porque ese verbo a veces es demasiado recurrente y hasta lenguaraz.
Los dos componentes del matrimonio quieren tener razón y chocan frontalmente, abarcando a quien sea seguramente sin desearlo. Y yo me di cuenta de que cuando todo se erecta en tensión, lo cómodo es irse.
¿Quién tiene razón?, ¿Herme?, ¿Paco?, ¿sus hijas?, ¿las circunstancias psicosociales?, ¿el ictus de Paco?,¿la falta de divertimentos en Herme? ...
Absolutamente, me niego la idea de la culpa. Lo único que ha pasado es que siendo todavía todos muy jóvenes, la azarosa adversidad les ha pillado a trasmano y todo les ha podido sobrepasar en el sosiego y en el bienestar. El mal ha sido inesperado y brutal.
Después de mi etapa imposible de solventar fantasiosamente todos esos entuertos familiares, me decido a indagar acerca de realidades concretas. No es tarea fácil. Nadie es bobo ahí. Cada miembro de su familia también ha observado y optado ha mucho.
De modo que decido que las verdades son subjetivas y que mi labor en este voluntariado ha de ir por otros derroteros. Ahí todos necesitan libertad y comprensión. Paco tiene la credibilidad que yo desee otorgarle, al igual que su mujer e hijas. Lo único palmario y evidente es que si Paco deja el Centro de Día al que acude algunos días y su mujer estalla del todo, el futuro de Paco se precipitará hacia una mayor desesperación y los llantos de Herme serán más potentes y definitivos.
A veces, cuando no hay salidas claras o esperanzadoras, lo que he de serse es fundamentalmente relativizador. Que vayan pasando los tiempos, las borrascas, los soles, las nubes, los llantos y las quejas. Que desfilen los improperios, y los reproches entre sí, y que los niños chicos hagan sin saberlo un papel básico en las treguas y en las satisfacciones familiares.
Mi misión parece necesaria como nunca  y siempre. Estar. Y, saber estar. Y escuchar el dolor, y no opinar entre el reino del dolor, y aguantar chaparrones tan humanos como tiernos. Y sentir que mi presencia sirve para que el transcurrir de los días pueda ser algo más respirable para esa familia.
-NO ES POCO-


viernes, 31 de marzo de 2017

- HA MUCHO QUE ... -



Es cierto. Ha mucho que no hablo de mí y de mis cosas. Parecería que me he vuelto pudoroso o más comedido de mis sucederes y vivires. Hasta que finalmente me he decidido a abriros nuevamente el corazón de mi vida personal.
Pronto, cuando pasen unos meses y el verano agarre su apogeo, cumpliré 57 años. Trato de no hacer caso a esa edad, o por lo menos a los aspectos nostálgicos de cuando era más joven e iluso. Ahora mi vida ha ido cambiando y es otra. Lo he ido contando en blogger. Camino por un mundo precario y apasionante a la vez. Me equivoco, me caigo, me levanto nuevamente, y con una máxima muy clara en la sesera. La meta es el camino. Y mi camino es el que es. Y me sigue gustando escribir igual que desde que era un niño. Toda la vida escribiendo, y me sigue apasionando este hobbie que me hace excretar sentimientos, vivencias, cabreos, opiniones, entrevistas a personajes anónimos, loas a mujeres hermosas, poesías, actualidad deportiva, obituarios, y todo lo que me viene a la cabeza y que cabe en un folio DIN-A4  de 80 grs por las dos caras y que luego subo al blog. Pero primero siempre lo escribo en el papel. Soy incapaz de escribir las cosas directamente desde el teclado de mi más que modesto ordenador.
Escribir. Apasionante aventura. Escribir es compartir o hacer llegar el universo personal a otros. Las cartas cibernéticas. Sé que muchas y muchos de antes y de siempre, me seguís leyendo. Y doy la bienvenida a las nuevas y a los nuevos que fugaz o paulatinamente se incorporan.
Es apasionante y hasta críptico este lenguaje informático. Es azaroso saber quiénes sóis algunos de vosotr@s, y eso le da magia a esta aventura. Es como hablar en un ágora o plaza pública que se mueve a la velocidad del mega o de la lotto, todo a la vez. Es tener la fortuna y el deseo de encontrar otros ojos que esto leen. Es un mundo curioso y apasionante el que une al escribidor y al lector.
Soy pobre, apenas llego a fin de mes, mi pasión es el escribir y el cantar, me encantaría si tuviese dinero hacer muchos viajes, y dada mi edad toco mis pies sobre mi suelo y no hallo mujer más que en deseos.
Sí. Os confieso que me gustaría tener una compañera con la que navegar y amar juntos por todo lo que me de vida me queda. No se lo contéis a nadie, pero esa llama sigue viva en mí a pesar de mis escasos recursos y de todas aquellas décadas de mi vida que perdí y que nunca más podrán volver. El atrás siempre es mentira e inútil.
Fallecida mi madre el pasado año, busco con la porfía de un inconformista todo tipo de actividades cotidianas las cuales llenan mi tiempo y a través de las cuales descubro y aprendo. Bendito verbo del que soy hijo orgulloso. Todo lo que es aprender a nivel general, me llena de interés.
Os confieso que es muy duro caminar solo y sin familia, pero afortunadamente la indignación y el inconformismo ante mi adversidad me da gasolina para seguir caminando. Tengo un techo, voy llegando y toco madera a fin de mes, sigo cuidando las plantas de mi balcón las cuales me relajan y significan para mí la vida que sigue y nunca se detiene. Amo el deporte ahora como espectador a causa de mis artrósicas rodillas, y todavía me queda bastante de "mago" y poeta. Porque soy estético y heterodoxo. Me da por ahí. No me imagino siendo un viejete al uso el día de mañana, aunque cada vez soy más realista y lo que trato es de sacar el mejor de los placeres en mis pequeñas cosas del ocio.
Cuando me desanimo, pienso en la gente que no tiene nada. Y entonces me digo a mí mismo que no tengo derecho a quejarme tanto o a sentirme tan triste. Hay gente que lo está pasando muchísimo peor que yo. Hay gente que está en el límite, que no cuenta, que se les margina, que se les excluye, que deben escoger para que les cuadren las cuentas entre medicamentos o comida, que hay gentes en la cárcel privados de toda libertad, que las hay presa en esas tramas y sectas de explotación y de abusos de todo tipo. El capitalismo es otro mundo de militar severo y de alta graduación. Él y yo tratamos de no llevarnos mal del todo aunque no nos traguemos. Es lo que hay. 
-Y GRACIAS A TOD@S POR LEERME-

sábado, 25 de marzo de 2017

- PALOMA G. BORRERO, UN TROZO DE TELEVISIÓN ESPAÑOLA. -



Historia de la tele. De la televisión familiar que ya apenas existe. De cuando los periodistas eran más cercanos a los espectadores. De cuando el periodismo podía ser más rigor y más reconocimiento y personalidad. Sin apenas bustos parlantes.
Una chica en el extranjero. Una chica periodista y corresponsal. Una pionera,-como todas las mujeres de su tiempo-, que abrieron vías y caminos. Paloma Gómez Borrero era muy querida y respetada. Católica, casada con un italiano, escritora, y finalmente la periodista y mujer especializada en temas religiosos. La periodista del Papa. Sonriente, tradicional, de derechas, a lo suyo y sin estruendos. Una capacidad de trabajo extraordinaria, entre otras cosas porque siendo mujer solo podría llegarse arriba practicando el fondismo journaliste. Omnipresente, educada, exquisita, sin aspavientos y con su liturgia. A su modo esperado.
Paloma representó a un tiempo que ya se va. Porque en mitad de su vida las mujeres españolas empezaron a cambiar, y a no seguir las normas establecidas, y a buscar un futuro muy diferente al tradicional.
Paloma, no. Paloma fue poco amante de los cambios. Su religión la llevó a un mundo determinado y conservador. Pisó todos los platós de radios y televisiones, y pocas cosas podían sorprenderla. Su experiencia arrolladora fue acompañada por su pasión por su profesión. Se alegró mucho cuando decidió que El Vaticano sería su referencia informativa. Fueron casi todos los años de su vida y periodismo en la sede del Papa. Experta vaticanista, y las cosas que nunca contó y que nos quedaremos siempre por conocer. Porque esos eran los pactos de esta madrileña italoespañola y profundamente religiosa y alegre. De las cosas de Dios y de Paloma. Para sus cuidados hacia sus espectadores que la miraban con seguidismo y simpatía.
Era otra sociedad, y otro contexto, y otro mundo, y todo un gran cacho de historia de nuestra televisión. En el medio de esa historia española y televisiva, está sita Paloma. Imprescindible para el conocimiento de la evolución social en mi país.
Paloma tenía esa cosa azarosa que se llama, carisma. Admirada por unos y tolerada por quienes no creían en sus asuntos religiosos, la Borrero fue una referencia de un país en transición y en cambio permanentes. Nos habló desde la Ciudad del Vaticano y Roma  de Pablo VI, de Albino Luciani el breve, y se consagró con su Papa más cercano como fue el polaco y mediático Juan Pablo II, el gran Papa viajero y de la tele.
Paloma fue una chica educada," que se portaba bien", seguidista y viajera, vital y presente. Representó un papel que la mujer ya va rechazando, y se ubicó en la tradición con soltura, profusión y personalidad acusada. 
Defendió sus ideas sin levantar la voz, cuando se alteraba aterrizaba con una sonrisa de desdramatización,y siempre usó una música suave y coral, femenina y sin percusión. Fuerte y delicada a un tiempo, fue la "supermonja" popular y vaticanista que salía en la televisión y nos hablaba de misas y de ritos papales. Y con una enorme notoriedad y longevidad.
Paloma G. Borrero lo vivió todo. Pasó todas mis fases de televidente  judeocristiano. Y ya posicionado en mi ateísmo, siempre la respeté y respeté su personalidad y su mérito para destacar.
Fue la religión ancestral en la tele con sonrisa de mujer, y gran cariño general. Por eso me ha impactado que se haya ido a su Cielo. No me esperaba ni me gustan nunca las ausencias. Ni en televisión. Pero nunca somos eternos y ha fallecido con ochenta y dos años. Ahí quedan sus libros, sus vídeos de la tele, su fe, su amor vaticanista y sus señas de identidad. Lo mejor de ella fue su popularidad y su capacidad serena y cuidada para presentarse ante sus teleespectadores y oyentes. Su estilo amable.
-DESCANSE EN PAZ-

lunes, 20 de marzo de 2017

- ROGER FEDERER, VETERANÍA DE LUXE. -



Elegante y tranquilo, el dandy de las pistas actuales se resiste de modo admirable a pasar a intrascendentes segundos planos. Aparentemente demasiado veterano para ganar los torneos del tenis exigente y mental, Roger Federer sigue su camino teniendo a un complaciente Cronos como a su más claro rival.
Federer es longevo y educado, elegante y completo, inteligente y sereno, raramente se pondrá nervioso o sus nervios irán por adentro, parece frío pero solo es concentración, y ahora en el ocaso de su carrera Top, decide con muchas menos presiones que antes que se sigue pudiendo jugar al tenis majestuoso y excepcional que siempre manejó y dominó.
Mantiene un saque espléndido, y sus elegantes golpes de derecha e izquierda tienen la afinada y potente puntería de un superdotado que cuando tiene el día es imbatible.
Sin líos y a lo suyo. Con tenis directo y personal, intercambiando las bolas solo cuando no hay más remedio y sin complejos, Federer trata de hacer ver que la seguridad es una cosa muy importante y que las dudas pueden ser un lastre a su zen.
Sus piernas ya dan estética de veterano, y aquel cuerpo y aquella pose acriticable va mutando hacia las formas de su edad. Pero es una imagen por ahora equívoca y que a muchos ha descolocado. Porque si no presionas a Roger y le dejas hacer su tenis máquina y de catón, puedes convertirte en su pelele domado.
Son muchos años de mili en el tenis. Toda la experiencia y la grandeza. Federer ha sido no solo el mejor con Nadal de su generación, sino que nunca ofreció dudas por su exquisito buen gusto.
Y combinó la fuerza con la calidad artística. Su saque y volea fueron libres, y Roger demostró que sobre superficie rápida poco se le enseña, y que también sus golpes además de definitivos eran grandes y con un pulido de técnica espléndida y mecánica.
Le vino el bajón. No se puede nunca ser eterno en tenis. Acusó cansancios y se lesionó. Nadal, Djokovic y otros le hicieron morder el polvo y lo tiraron de su olimpo admirable y blindado. Pero Federer aún está ahí. Acaba de embolsarse el slam de Australia o Indian Wells con un tenis demoledor.
Roger sigue jugando a lo práctico y lanzando golpes oportunos que no admiten contestación. Juega tan rápido y de memoria que no te deja pensar y te saca de los partidos. Es el Valentino Rossi del tenis, y su nombre siempre sabe a sueño y a grandes logros.
A Federer se le enterró muy pronto, con ese vicio que hay de hacer de las leyendas una fugacidad consumista. Error. Porque Roger dosifica y va a su juego, y apenas mueve músculos de gestualidad, y parece lejos de las presiones y de los cataclismos emocionales. Es un out sider más que killer y que sigue vigente, y que si se toma su cátedra carrerilla acierta a no tener rivales. Por eso sigue ganando.
Todo un caballero dentro y fuera de las pistas, Federer es un gentelman del mundo del tenis, un tipo discreto y poco amante del oropel y de dar la nota. Se pone a jugar al tenis, pero cuando se acaban los partidos y los torneos el suizo busca privacidades merecidas y necesarias para que no se hable de él en exceso. Esa discreción es ganada y más que respetada. Porque son muchos años de veteranía en el escaparate de las vanidades.
Federer sigue siendo tenis ganador camino de los treinta y séis tacos, y su clase es tal que no hay que ponerle caducidad al tiempo de su ocaso porque parece sentarle fetén su vejez. Es un "abuelo" ganador, un "viejo" más que peligroso, el que tuvo y retuvo, nunca te fíes del todo de su edad y tomátelo en serio. Domina su pausa y su tiempo, y no hace drama excesivo con su deporte bandera. Juega natural y propio, corre cuando sabe que llega, y se hace el sueco para con los alardes límites. Es un zorro del que nunca habrás de fiarte. Te puede machacar cuando aún estés calentando brazo en busca de lo imposible.
-DÉJALE ENVEJECER, PERO ESPERA SENTADO-